Improvisación: Grados e intervalos.

Todos los guitarristas en algún momento de nuestra vida musical nos hemos preguntado qué notas tocar para improvisar con «sentimiento», con «gusto», etc. Pero lo cierto es que para improvisar bien, no hace falta «nacer con don», «encontrar la fórmula secreta» o que tus manos sean tocadas y bendecidas por el mismísimo Joe Satriani. Saber improvisar requiere de estudio, práctica y nutrirte de música de calidad y variada. En esta lección hablaré sobre algo fundamental para improvisar mejor; los grados e intervalos.

Cuando llevamos tiempo tocando escalas, empezamos a improvisar e intentar emular a nuestros referentes musicales y crear nuestras propias melodías, frases, etc. Pero después empezamos a sentir que sonamos aburridos o que no sabemos qué y cómo tocar. Por lo tanto, para intentar combatir la monotonía y falta de ideas en vuestras improvisaciones, analizaremos formas diferentes de tocar los grados e intervalos de la escala mayor, para sacarlos el máximo provecho.

Escogeremos la escala mayor de Do como ejemplo. Debemos saber que la escala jónica o mayor tiene 7 grados:

I grado Tónica (Do Mayor).

II grado super tónica (Re menor).

III grado mediante (Mi menor).

IV grado subdominante (Fa mayor).

V grado dominante (Sol mayor).

VI grado submediante o superdominante (La menor).

VII grado sensible (Si disminuido).

Ahora veremos los intervalos de la escala mayor:

Intervalo de 2ª Mayor (Do a Re, 1t tono)

Intervalo de 3ª mayor (Do a Mi, 2 tonos)

Intervalo de 4ª justa ( Do a Fa, 2 tonos y medio)

Intervalo de 5ª justa (Do a Sol. 3 tonos y medio)

Intervalo de 6ª mayor (Do a La, 4 tonos y medio)

Intervalo de 7ª mayor (Do a Si, 5 tonos y medio)

Una vez aprendida la parte teórica de la escala mayor, pasaremos a la práctica, aplicándolo en la guitarra. Aquí puedes estudiar o recordar los diagramas de la escala Do mayor. Te aconsejo que elijas un diagrama para practicar los siguientes ejercicios y según lo consigas, ve añadiendo progresivamente el resto de diagramas.

ESCALA C MAYOR

Los ejercicios serán tres: «Intervalos consecutivos», «Salto de intervalos» y sustitución de la tónica y fundamental».

Intervalos consecutivos

A veces cuando improvisamos, desde el principio tocamos todas las notas posibles, olvidando que en pocos segundos empezaremos a repetirnos. Por ello, te recomiendo que trates de contenerte e intentes crear frases mas melódicas, con menos notas. Por ejemplo, coge tu guitarra, busca una base, backing track o créala tu mismo y empieza a improvisar de la siguientes formas:

  • Empieza a crear frases con los grados I y III (Do y Mi), trata de ser melódico.
  • Presta mucha atención e importancia al ritmo (utiliza diferentes figuras rítmicas).
  • Utiliza los silencios. La ausencia de notas hará que tu improvisación respire y sea mas interesante.
  • Añade progresivamente el II grado, VII grado, y así, sucesivamente con el resto hasta crear melodías mas largas sin olvidarte de los tres puntos anteriores.

Ejemplo de frases con intervalos consecutivos

Intervalos consecutivos

Salto de intervalos

Después de haber practicado el anterior ejercicio, puede que nuestra improvisación se haya vuelto mas melódica pero quizás sea bastante predecible. Ahora se trata de tocar melodías y frases con saltos de intervalos. Por ejemplo, desde Do (I grado) hacer un intervalo de sexta mayor (La), o uno de séptima mayor (Si), o desde Mi (III grado) hacer un intervalo de quinta justa (Si). De esta forma, conseguiremos una sonoridad completamente diferente a la anterior, volviendo a generar interés en nuestra improvisación.

Ejemplo de frases con saltos de intervalos

Salto de intervalos

Sustitución de la tónica y fundamental

Generalmente tenemos la tendencia a empezar a improvisar situándonos y tocando la tónica de la escala. Si estamos en Do mayor, normalmente empezamos a tocar desde la nota Do, haciéndonos sonar de nuevo, predecibles. Para ello, te recomiendo que la sustituyas por su tercera o su quinta, por ejemplo. De esta forma, la improvisación sonará de una forma mas enriquecida armónicamente. Ahora, imaginemos que tenemos esta progresión de acordes Do, Fa, La y Mi. En este ejercicio trataremos de evitar la fundamental de cada grado. Por lo tanto, si estas en Do, toca cualquier nota de la triada, Mi (III grado) y Sol (V grado), y así sucesivamente con el resto de grados.

Por último, te recomiendo que una vez hayas practicado los tres puntos anteriores por separado, empieces a improvisar poniéndolo todo en práctica, siendo muy consciente de los intervalos, grados y recursos como los silencios o las figuras rítmicas. Te aseguro que tu forma de improvisar mejorará notablemente.

Si te ayudó y gustó la lección,  suscríbete a mi web! (recibirás mis próximas lecciones, licks…).

No olvides compartir la lección con tus amigos! 😉

¿Te gustaría aprender y comprender armonía moderna? En mis clases puedes aprender armonía, aplicada a la guitarra de una forma amena y útil. Además de técnica, improvisación, etc.

Clases de guitarra eléctrica – Sergio Mora

Alternativas a los acordes de quinta (powerchords).

Los acordes de quinta o powerchords, suele ser lo primero que aprendemos la inmensa mayoría de guitarristas, por su sencilla ejecución y porque es un sonido que sentimos muy familiar, por ser muy usados en la mayoría de bandas dentro del rock y sus subgéneros. Cuando llevamos años tocando la guitarra, nos suele pasar que empezamos a aburrirnos del característico sonido de los powerchords, y empezamos a sentir que nuestra música carece de interés. En esta lección te explicaré una serie de alternativas a los acordes de quinta para enriquecer tus riffs o canciones.

Lo primero que debemos entender es, ¿qué es un acorde de quinta? es un acorde de dos notas formado por su fundamental y por su quinta ( 3 tonos y medio por encima de la fundamental).

A continuación te recomendaré varias alternativas para sustituir los powerchords por otro tipo de acordes.

Acordes de tercera

Un acorde de tercera es cuando tocamos simultáneamente dos notas, la fundamental y su tercera que puede ser mayor (2 tonos por encima de la fundamental) o menor (Tono y medio por encima de la fundamental). Para saber si debemos tocar una tercera mayor o menor debemos tener en cuenta el grado de la escala. Por ejemplo en C mayor, los grados mayores son el I, IV y V, por lo tanto, en Do, Fa y Sol las terceras son mayores. En el resto de grados serán menores. Es un acorde muy utilizado en diferentes estilos de música, será tu forma de tocar lo que determine su estilo.

Acordes de cuarta

Un acorde de cuarta se compone dos notas, la fundamental y su cuarta justa ( 2 tonos y medio), excepto en el 4º grado de la escala mayor que su cuarta es aumentada ( 3 tonos). Su sonido es muy popular dentro del rock y el metal.

Acordes de sexta

Un acorde de sexta se compone de dos notas, su fundamental y su sexta que puede ser mayor (4 tonos y medio) o menor (3 tonos y 2 semitonos). Como en los acordes de terceras, tendremos que saber si la sexta es mayor o menor dependiendo del grado de la escala. Por ejemplo, en A menor natural, los grados I, II, y V la sexta es menor. En el resto de grados la sexta será mayor. Uno de los posibles usos de este acorde es combinándolo con el acorde de quinta. Si tocas un acorde de quinta, jugando con su sexta mayor te recordará al típico rock & roll, si lo tocas con sexta menor, sonará mas oscuro, mas propio del metal.

Los acordes e intervalos que nos faltan como el de segunda o séptima, no son tan comunes pero eso no quiere decir que no puedas utilizarlos, experimenta con ellos y quizás conseguirás diferentes sonidos haciendo que tu música suene distinta.

Te animo a que pongas en práctica cada uno de estos acordes y los introduzcas en tu forma de tocar, te aseguro que harán que mejores y vuelva la frescura e interés que sentías que faltaba en tu música.

 

Si te ayudó y gustó la lección,  suscríbete a mi web! (recibirás mis próximas lecciones, licks…).

¿Te gustaría aprender armonía, escalas, arpegios, etc. y aplicarlo en tus composiciones e improvisaciones? 
Clases de guitarra eléctrica en Madrid y a través de Skype!

Canta lo que tocas! (Oído musical)

El oído musical es una habilidad que debemos trabajar constantemente para conseguir buenos resultados. Una gran forma de practicar es cantar o tararear en nuestras improvisaciones, siempre y cuando la música o melodías estén dentro de nuestros registros o no sean demasiado veloces. Al cantar o entonar las notas que tocamos con nuestro instrumento estaremos conectando el oído, la voz y nuestros dedos al tocar, de esta forma, conseguiremos que nuestro cerebro relacione e identifique cada sonido de manera auditiva, visual y muscular. Antes de ponernos a cantar mientras improvisamos te recomiendo una serie de ejercicios para afinar mejor nuestra voz y oído.

  1. Elige una tonalidad, Do mayor por ejemplo, toca la nota Do en tu instrumento en un registro que te permita cantar sin dificultad, después intenta entonarlo prestando mucha atención hasta que notes que suena exactamente igual.
  2. El siguiente paso será cantar sus intervalos, te recomiendo que empieces entonando en este orden: Do 1 (tónica) ~ Mi 3ª mayor ~ Sol 5 justa. Una vez conseguido entonar los anteriores intervalos añádele la 7ª (Si) y su 8ª (Do), cántalo de octava a octava.
  3. Por último, cantaremos la escala mayor al completo. Primero de forma ordenada de octava a octava y después jugando con los intervalos, crea tus propias combinaciones. Por ejemplo, 1 (tónica) ~ 4 justa ~ 6ª mayor /  1 (tónica) ~ 2ª mayor ~ 5ª justa… etc.

Una vez practicada la entonación de intervalos de la escala mayor, nos será un poco mas fácil cantar lo que improvisamos. Te propongo que improvises sobre una base en C mayor, y toques de forma tranquila, de manera que escuches bien las notas que pulsas para empezar a entonarlas. A continuación te recomiendo varias formas de trabajarlo:

  1. Canta cada nota que toques con tu guitarra, empieza con intervalos sencillos para después cuando te sientas mas cómodo, jugar con diferentes saltos de intervalos.
  2. Crea frases o melodías e intenta imitarlas con tu voz, presta atención a la afinación de tu voz, si desafinas… corrígelo.
  3. Ahora invertiremos el proceso, tararea una melodía y después trata de tocarla con tu guitarra. Empieza por melodías fáciles.
  4. Por último, te recomiendo que elijas pequeños fragmentos de riffs, solos o melodías de bandas sonoras, anuncios, etc. e intentes cantarlo o entonarlo y una vez que lo tengas en tu cabeza intentes tocarlo con tu guitarra.

Estos ejercicios te ayudarán a mejorar notablemente tu oído musical, conectando tu voz, memoria muscular y tu oído, haciendo que entiendas mejor la música y aumente tu habilidad musical.

Si te ayudó y gustó la lección,  suscríbete a mi web! (recibirás mis próximas lecciones, licks…).

¿Te gustaría aprender armonía, escalas, arpegios, etc. y aplicarlo en tus composiciones e improvisaciones? 
Clases de guitarra eléctrica en Madrid y a través de Skype!