¿Clases individuales o en grupo? Teoría musical… ¿Si o no?

Mis padres me regalaron mi primera guitarra eléctrica a los 11 años, después de unos meses tocándola con poco éxito, conseguí apuntarme a clases. Clases de guitarra, teoría musical y solfeo … Las clases de guitarra eran en grupo (2 o mas alumnos). Aún recuerdo la ilusión de recibir mis primeras clases y aprender mis primeros acordes, pequeños solos… Empecé a conseguir con mis dedos, los sonidos que tanto escuchaba en discos de Leño y Ozzy Osbourne, entre otros. Mis primeros años adentrándome en el mundo de la guitarra fueron geniales. Mientras mi ilusión con la guitarra iba en aumento, las clases de solfeo y teoría eran todo lo contrario. Un aprendizaje totalmente ajeno al instrumento, sin ninguna pedagogía para tratar de hacerme ver lo necesario y fundamental de aprender teoría musical. Pasaron los años y las clases de guitarra empezaron a tornarse algo monótonas y un poco caóticas, pues las clases grupales comenzaban a entorpecer mi aprendizaje. Una hora semanal dividida entre varios guitarristas y algún bajista… hizo que fuera realmente difícil mejorar. Empezaba a hacerme preguntas acerca de mi estancamiento musical, ¿Mi técnica es la adecuada? ¿Practico correctamente? ¿Está mermando mi ilusión? ¿Toco lo necesario? ¿Necesito la opinión y enseñanza de un nuevo profesor?. Con el tiempo entendí que fue una mezcla de todo, pero sobre todo, dos cosas; 1- Las clases ya no me aportaban la motivación necesaria para practicar y tocar. 2- El aprendizaje era tan superficial que no veía apenas evolución en mi forma de tocar.

Estaba decidido, necesitaba buscar un nuevo profesor que cumpliera mis expectativas. Clases personalizadas, individuales y de calidad. Tuve suerte y lo encontré. Un gran profesor dedicado a hacer de mí, un mejor guitarrista. Mes a mes empecé a ver resultados gracias a su pedagogía, forma de transmitir la música, mi renovada ilusión y mi persistente trabajo con la guitarra.

Con este artículo no he querido hacer unos párrafos hablando acerca de los inconvenientes y ventajas, de las clases grupales, teoría musical… de forma general. He querido transmitir mi experiencia personal, pues cada guitarrista somos diferentes en cuanto a aptitudes de aprendizaje y a propósitos con el instrumento. Por ello, creo que mi experiencia puede ayudar a quien esté en algún momento de los que yo ya he recorrido.

Por último, me gustaría daros mi opinión acerca de las clases, desde mi experiencia. Las clases grupales creo que para empezar pueden ser positivas si tu propósito es tocar como hobby, pues tus exigencias irán acorde a el ritmo de las clases. Otro punto positivo es conocer a otros guitarristas e intercambiar gustos, crear bandas, etc. Sin embargo, las clases individuales por norma general, harán de ti un mejor guitarrista, pues la dedicación de un buen profesor hará que tu técnica sea ejecutada sin errores ni “vicios” (algo muy común y que en el futuro agradecerás), absorberás su sabiduría musical, las clases serán personalizadas para conseguir explotar al máximo tu creatividad y potencial, así como reforzar aquellos puntos o materias donde tengas dificultad. Y pagarás realmente por el tiempo acordado, sin compartir el tiempo de la clase con otro guitarrista que puede que su nivel sea superior o inferior y haga que tu aprendizaje se ralentice.

El solfeo de primeras puede que te parezca menos necesario, pero piensa que es la técnica mediante la cual leemos y escribimos partituras. Un buen control de la lectura y escritura musical te facilitará mucho tu vida musical en el futuro.

20171005_113826_phixr

La teoría musical es fundamental para la formación de un futuro músico. No obstante, si tu propósito con la guitarra es tocar canciones e improvisar como hobby sin ninguna pretensión de ser músico profesional, estas de suerte, puedes aprender a tocar sin necesidad de teoría y solfeo. Sin embargo, si tu aspiración es la de ser un profesional de la música o simplemente te apasiona la música y quieres comprenderla, te animo encarecidamente que busques un buen profesor o academia para aprender teoría musical de una forma pedagógica y aplicada a tu instrumento. El aprendizaje de la teoría musical ha de ir adherido al instrumento, pues es lo que nos hace entender lo que ocurre entre las cuerdas y trastes de nuestra guitarra. No le tengas ni miedo ni tedio, piensa que gracias a ella, serás mejor músico, comprenderás como se crea la música, te resultará mas fácil acceder a bandas, orquestas o trabajos relacionados con la música, pues serás un músico más completo. Y lo más importante, conocerás, entenderás y hablarás el lenguaje mas universal y maravilloso del mundo; la música.

Suscribete a mi blog para no perderte mis próximos artículos, lecciones…

Si quieres aprender a tocar la guitarra o mejorar y seguir avanzando en improvisación, armonía aplicada a la guitarra, etc. En mis clases puedo ayudarte a conseguirlo.

Clases de guitarra eléctrica en Madrid y a través de Skype – Sergio Mora

 

Si te gustó el artículo, suscríbete a mi web! (recibirás mis próximas lecciones, licks…).

 

Aprende, experimenta y disfruta la música… de ayer y de hoy.

Los sonidos y música que forman parte de nuestra vida, memoria y ADN musical, nos marcan una fuerte tendencia a la hora de componer, e incluso nos imponen una serie de normas y prejuicios sobre como crear música, haciendo que nuestra imaginación y talento se vean mermados o coartados por miedo a sonar diferente y ser rechazados en el ámbito musical.

No me quiero imaginar la cara que pusieron aquellos hombres y mujeres de la época, cuando Chuck Berry irrumpió en la historia de la música con su “Johnny B. Goode” transformando para siempre la música moderna. O cuando en plena etapa “hippie” llegó Tommy Iommi, Ozzy Osbourne y compañía, con su distorsión, tonalidades menores, letras oscuras e inventaron  lo que hoy conocemos como heavy metal. Eddie Van Halen, revolucionó el mundo de la guitarra eléctrica tocando sobre el diapasón con la mano derecha popularizando la espectacular y genial técnica conocida como “tapping”. Podría escribir varias páginas con otros grandes como Ritchie Blackmoore (Deep purple, Rainbow…) con su magistral mezcla de hard rock y la influencia de la música clásica, Ian Anderson (Jethro tull) introduciendo la flauta travesera y mezclando el rock progresivo con el folk, y por nombrar a un genio de nuestra actualidad mencionaré a Mikael Åkerfeldt (Opeth) con su increíble mezcla de death metal con el rock progresivo. Estos son solo algunos ejemplos, de como personas con un talento original han sido capaces de cambiar y revolucionar el mundo de la música y hacerlo mas interesante, haciéndonos ver como aprender y amar la música actual y del pasado, no debe quitar espacio a la experimentación y a la evolución. Un solo pentatónico al estilo de Angus Young nos seguirá emocionando pero, ¿Por qué no disfrutar y admirar la maravillosa música que se crea en nuestra época?

Sé protagonista de la música de nuestro tiempo, aprendamos de los grandes músicos del pasado y revolucionemos nuestro presente. ¿Quién sabe si algún día se estudiará y escuchará nuestra música en el futuro? Tú puedes ser el siguiente 😉 .

Nuestros referentes e ídolos musicales no crearon su música de la nada, la gran mayoría de ellos fueron apasionados de la música antes que músicos. Slash uno de los iconos de los 80´s y nuestro tiempo fue influenciado por Jeff Beck y Jimmy Page entre otros, Dimebag Darrel (Pantera) con su estilo único y agresivo fue influenciado por artistas de la talla de Randy Rhoads, Kiss o Judas Priest y a su vez Dimebag Darrel influenció a bandas como Machine Head, Lamb of god, etc. Te anímo a que investigues que artistas o bandas influyeron a las bandas o solistas que escuchas y admiras, seguro que te llevarás algún que otro gran descubrimiento.

Aprende y absorbe todo sobre tus guitarristas e instrumentistas favoritos, analizalos y haz tuyos sus licks, riffs, formas compositivas, pero intenta crear tu propia música, cambia la forma de hacer las cosas, busca nuevos sonidos, etc. Nadie dijo que fuera fácil ser original, pero si no lo intentas… quizás nos estemos perdiendo la próxima evolución de la música moderna.

 

 

El secreto para enseñar música a niños: aprender jugando.

De entrada, puede parecer algo tedioso el aprendizaje musical, más si quien lo está aprendiendo es una niña o un niño pues su interés esta centrado en la diversión y el juego. Sin embargo, existen métodos para que aprender música o tocar un instrumento deje de ser aburrido.

La mejor forma de enseñar a niños es a través del juego, si ellos aprenden los nombres de las notas, su primera melodía o canción, leer partituras, etc. de una manera amena y divertida, conseguirás que aumente su atención e interés por la música y asimilarán mejor lo aprendido. Por ello, a continuación hablaré sobre formas pedagógicas y divertidas de enseñar:

El alumnado, es único. Por lo tanto, los ejercicios, juegos musicales, etc. serán personalizados de acuerdo con sus capacidades y preferencias.

-Es muy importante transmitir pasión al enseñar pues les  contagiarás entusiasmo por el aprendizaje y la música.

-Buscar la manera de que estudiar o aprender algo que pueda resultar aburrido sea divertido a través de juegos, aplicaciones musicales (abajo os dejo algunas recomendaciones) y, sobre todo a través de mucha imaginación.

-Aprender a tocar una canción, partitura o ejercicio requiere muchas repeticiones para conseguir interpretarlo correctamente y eso puede convertirlo en un trabajo tedioso o cansado, por lo tanto, para mantenerlos distraídos mientras repiten y repiten os recomiendo esta aplicación (Decide now – juego ruleta ). En ella puedes crear una ruleta que contenga varias opciones, por ejemplo, “tócalo con los ojos cerrados”,”toca cantando la nota”, “toca con un ojo guiñado”… Yo lo practico con mis alumnos y os aseguro que tiene bastante éxito pues ellos tienen la sensación de estar jugando mientras practican.

La motivación es fundamental en el proceso de aprendizaje; cada nueva nota bien interpretada, cada compás bien ejecutado o cada pequeño avance se debe elogiar y alabar para conseguir estimular su aprendizaje. Los errores o fallos se deben corregir siempre desde un punto de vista constructivo y con mucha empatía.

-Por último, me gustaría hablar sobre un error muy común como es el de centrar las clases en aprender material nuevo y generar una especia de obligación o deber, pasando por alto que el objetivo de la música (sobre todo a edades tempranas) es disfrutar y divertirse. No importa cual sea el nivel del alumno, desde el primer momento que se empieza a tocar debemos hacer que el niño o la niña se divierta a la vez que aprende, pero sobre todo que se sientan bien, así se creará un vinculo entre ellos y la música que les acompañará durante toda su vida.

APLICACIONES RECOMENDADAS

Jungle Music  : Una divertida App para aprender las notas en el pentagrama.

– Preguntas teoría musical : Contiene preguntas enfocadas a niños de lenguaje musical, oído, etc.

Theta music trainer: juegos variados sobre el sonido, oído musical, intervalos, ritmo, etc.

 

Suscríbete y no te pierdas mis artículos, lecciones, licks…