Sergio-mora.com

9 ideas para mejorar tus RIFFS

Mucho se habla acerca de solos de guitarra. Sin embargo, si nos paramos a pensar, los riffs tienen más peso en la mayoría de canciones que solemos escuchar. Mientras que el solo de guitarra, por norma general, ocupa no más de 1 minuto de la canción (salvo en géneros de tipo shred), los riffs tienen mucho más espacio y suelen ser mucho más recordados. Seguro que puedes tararear muchos más riffs que solos, ¿verdad? Pero Internet está lleno de tutoriales y licks para mejorar tus solos mientras que para aprender a componer riffs el material es mucho más escaso.

Algunas ideas que enseño a mis alumnos para mejorar nuestros riffs

 

  1. Analiza riffs de tus bandas favoritas.
    Aprender y analizar tus riffs preferidos hará que entiendas de verdad cómo han sido compuestos y, así, podrás utilizar sus formas compositivas y recursos en tus riffs propios. No tengas miedo a sonar parecido a cierta banda, solo es el primer paso. Una vez aprendido y entendido el riff, el segundo paso será hacerlo tuyo. Modifícalo, cambia el ritmo, los acordes, añade silencios, cámbialo de tono o modo. De esta forma, conseguirás aprender de los grandes guitarristas pero también estarás trabajando tu creatividad componiendo tus propios riffs.
  2. Usa técnicas menos típicas.
    Hay técnicas como el palm mute, down picking o el uso de los powerchords que son muy utilizadas en los riffs de rock/metal. Pero otras técnicas como el tapping, sweep picking, hybrid picking, etc. se asocian más a los solos. Por lo tanto, quizás sea el momento e experimentar con esas técnicas no tan usuales en los riffs. Por ejemplo, la banda de metal  Gojira (haz click para escuchar su tema «Oroborus») utiliza el tapping como recurso en sus riffs y han conseguido un sonido muy personal. En definitiva, te recomiendo pensar en qué recursos usas y cuáles no. Esto te ayudará a darte cuenta de qué técnicas nuevas podrías incluir para darle una vuelta de tuerca a tu sonido.
  3. Aprovecha todo el mástil para crear riffs.
    ¿Por qué no utilizar todas las posibilidades y sonoridades que nos brinda el mástil? A veces asociamos los primeros trastes y cuerdas graves a hacer riffs, pero si tocamos el mismo riff en una octava más aguda puede que quede más interesante. También puedes probar a componer riffs en zonas donde no lo hayas hecho antes.
  4. Saltos de cuerda.
    Trata de crear una frase o riff que incluya algún salto de cuerda. Puede que encuentres un sonido nuevo jugando con los intervalos.
  5. Toca acordes nuevos.
    Si estás un poco aburrido de los mismos acordes puedes aprender uno nuevo y tratar de usarlo con tus acordes de siempre.
  6. Toca acordes en otras posiciones.
    Mueve tus powerchords, tríadas o tétradas a otras zonas donde no suelas tocarlos. Esto puede ayudarte a encontrar nuevos sonidos sin necesidad de aprender nada nuevo.
  7. El ritmo.
    Tener un buen control del ritmo es primordial para crear buenos riffs. Por ello, te recomiendo practicar con metrónomo, aprender y practicar las figuras rítmicas (negras, corcheas, semicorcheas, tresillos, etc.) y sus respectivos silencios (no los infravalores, son sumamente importantes). De esta forma, conseguirás nuevos riffs con más valor rítmico.
  8. Los compases.
    Aprender a tocar en compases diferentes a los más comunes puede abrirte un mundo de posibilidades.
  9. Aprende nuevos recursos, escalas, arpegios, técnicas, etc.
    Por último, te recomiendo estar en constante aprendizaje para sentirte motivado. Así, seguirás componiendo música que te emocione día a día.

 

Si estás interesado en seguir evolucionando y tener un mejor control del mástil, en mis clases de guitarra eléctrica online puedo ayudarte a conseguirlo. Contacta conmigo a través del siguiente formulario:

Contáctame

7 + 0 = ?

Ventajas de las clases online y dudas

Una de las cosas positivas que nos ha traído la tecnología es la facilidad de comunicarnos con personas que están lejos. Esto ha repercutido acercando la información, de tal forma que con solo un ordenador y conexión a Internet tenemos disponibles horas y horas de diversión.

El mundo de las clases y el aprendizaje está cambiando muy rápido, hace solo unos pocos años existían dificultades para asistir a clases de calidad por lejanía o tiempo. Ahora, eso ya está resuelto y puedes recibir clases sin salir de tu habitación con profesores de todo el mundo.

En este artículo quiero explicarte cómo funcionan las clases online y darte mi opinión acerca de ellas.

Ventajas y dudas sobre las clases online

Ventajas y dudas sobre las clases online

Desde mi experiencia, los únicos alumnos a los que no les recomendaría las clases online son a los totalmente principiantes puesto que necesitarán el contacto físico para que el profesor pueda corregirles la mano o ayudar con su posicionamiento.

Para todos los demás guitarristas que estén interesados en un aprendizaje personalizado y ya hayan pasado esa primera etapa inicial, las clases online son una opción muy interesante. Aquí tienes algunas razones:

  1. El tiempo. En nuestra vida es lo más preciado y valioso. Por ello, las clases online te ayudarán a ahorrar mucho tiempo en transporte de casa a clase y, así, concentrarte más en lo importante: practicar.
  2. La comodidad. Estar en casa haciendo tus tareas y, una vez llegada la hora, sentarte en tu silla y empezar la clase es realmente cómodo.
  3. Encontrar un profesor de tu perfil. Es posible que, si vives en un pueblo o ciudad pequeña, la oferta de academias o profesores particulares sea escasa o nula. Por lo tanto, las clases online te ayudarán a encontrar un profesor con el que conectes y haga de ti un gran guitarrista. Esto, en mi opinión, es el punto más atractivo.
    Será fundamental en tu desarrollo como músico poder recibir clases con un buen profesor que enseñe de forma especializada los estilos musicales que te definen como guitarrista y, además, que sepa transmitir de forma dedicada y personalizada la armonía aplicada al instrumento, técnica, visualización del mástil, teoría musical, etc.

Sin embargo, tal vez sigas teniendo dudas. Aquí tienes algunas de las preguntas que más me suelen hacer:

  1. ¿Son igual de válidas que las clases presenciales? Mi respuesta es que sí. Lo importante en una clase para sacarle el máximo rendimiento es la conexión entre profesor y alumno. Si os podéis ver (a través de la pantalla) y os podéis escuchar (a través de micro y altavoces) tenéis lo más importante para aprender y mejorar.
  2. ¿Cómo hacemos para ver y enviar partituras, PDF o corregir deberes? Las aplicaciones con las que trabajamos los profes (Skype, Zoom…) disponen de opciones de chat para enviar archivos, escribir notas o deberes al instante. También tienen la opción de pantalla compartida con la que podemos ver exactamente lo mismo profesor y alumno.
  3. ¿Cuál es la forma de pago? Muy sencillo, es través de Paypal, ingreso o transferencia bancaria.
  4. ¿Qué requisitos necesito para poder recibir clases online de calidad? Un ordenador con potencia suficiente (basta con que no sea muy antiguo), altavoces y micro y una conexión a Internet buena (algo de lo que ya casi todo el mundo disponemos). Y, por supuesto, una cámara en alta definición. Aunque las cámaras que incluyen la mayoría de nuevos PC o Mac suelen tener buena calidad.

Las clases online ganan terreno día a día a las clases presenciales. Son una forma muy eficaz de acercarnos tanto alumnos como profesores a trabajar de una forma sencilla y agradable en un aprendizaje que hasta hace pocos años era mucho más limitado.

En mi apartado de «Opiniones de alumnos»  puedes leer sus experiencias en mis clases de guitarra eléctrica.

Si estás interesado en darle una oportunidad a las clases online y empezar a disfrutar del aprendizaje, puedes contactarme a través del siguiente formulario. Estaré encantado de ayudarte a progresar.

Contáctame

4 + 4 = ?